lunes, 12 de junio de 2017

Lugares embrujados: La granja de los Bell

En la localidad de Red River, en los Estados Unidos podemos encontrar un lugar peculiar y a la vez perturbador: la conocida por aquellos lares como Granja Bell. Su carácter especial reside en ser el único caso documentado donde un fantasma logró asesinar a una persona. 


Nos situamos entre los años 1817 y 1821, cuando la familia Bell vivió espeluznantes sucesos provocados por lo que parecía ser el espectro de una mujer. 
Nos situamos primero en 1817. En un día normal en apariencia, John Bell, su hijo y un amigo, se adentraron en el bosque para cazar. De repente, una espesa niebla invadió el bosque como si de una manta se tratase. Pudieron advertir como una figura se movía entre los árboles a toda velocidad. 

Según el trío cazador, una criatura en pose amenazante se materializó de la neblina y se lanzó violentamente contra John, y este, con el rifle cargado, la disparó provocando su inmediata evaporación. Fue a partir de ese día, cuando comenzaron a suceder los acontecimientos en la granja donde vivía la familia Bell

Los incidentes comenzaron con ruidos extraños, golpes en paredes, arañazos en las ventanas, pisadas... quizá lo más típico que suele aparecer en las casas que dicen estar embrujadas.
Pero pronto comenzó a subir la intensidad la actividad paranormal: una noche, Betsy, la hija de John, fue testigo de la materialización de una presencia delante de ella, la cual estableció incluso contacto físico, pues le arrebató las mantas y se acercó hasta susurrar su nombre. 

Tras este suceso y poner en común varios aspectos sobre lo sucedido, la familia trató de autoconvencerse de que todo era fruto del estres y de pesadillas. Pero ese no era más que el principio.

Algunos amigos de la familia, James Johnston y Richard Powell, fueron los primeros en conocer estos hechos, incluso en experimentar los fenómenos. 

Una noche de visita, escucharon voces en el piso de arriba y al subir corriendo, pudieron encontrar a Betsy tratando de zafarse mientras era arrastrada violentamente por el suelo por un ser invisible con una fuerza sobrehumana, que le arrancaba el pelo a jirones, llegando incluso a ser suspendida en el aire, abofeteada y golpeada mientras los demás observaban impotentes lo que sucedía.

Las noticias sobre los acontecimientos se difundieron a toda velocidad, hasta que un amigo de la familia, y futuro Presidente de EEUU, el General Andrew Jackson, se enterór de los espantosos sucesos que sufrían los Bell. Acompañado por un equipo de hombres de confianza, Jackson se acercó hasta la morada de los Bell para poder presenciar in situ los hechos paranormales. 
Y el ente no se hizo de rogar y en seguida agredió violentamente a Jackson y a sus hombres hasta que se marcharon presas del terror. 

Esta especie de ente atacó a la familia cada noche durante cuatro años: su modus operandi combinaba respiraciones, susurros, crujidos y gritos que iban en aumento hasta convertirse en ataques de lo más aterrador. Se presentaba repentinamente, los asustaba, los torturaba y luego desaparecía. Hasta la noche siguiente. Los miembros de la familia coincidían en que, tras cada ataque, el siguiente lo realizaba con más fuerza. 

La desesperación sobre saber que ocurría, les llevó a acudir a uno de los hombres más respetables y cultivados de la población, Richard Powell. La explicación que propuso tras investigar, es que la vecina de los Bell, Kate Batts, practicaba la brujería y ritos satánicos. Un negocio que no salió como Kate Batts esperaba, habría sido el detonante para que esta realizase un embrujo público a los Bell

El punto álgido llego con el asesinato de John utilizando una toxina venenosa. A pesar de haber logrado matar al patriarca, el terrorífico ente no había acabado con la familia Bell. 

Juró volver siete años más tarde, y así lo hizo, con ganas. 

La granja sigue en pié hoy día y sigue siendo foco de atención pues muchos que se acercan declaran sentir sensaciones extrañas.

Los hechos aquí narrados han sido documentados por testigos oculares y corroborados por declaraciones juradas.  Se ha hecho una película basada en esta historia, la podeis encontrar por el titulo de "Maleficío", fue estrenada en el año 2006 y protagonizada por Donald Sutherland y Sissy Spacek. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...